jueves, 13 de agosto de 2015

España y Europa preparan sus bunkers


Algo grande está pasando o pasará algo peor cuando ya desde hace unos años se han construído campos de refugiados, campos fema de concentración y exterminio tipo los nazi en Tarragona en España y en cada una de las naciones aliadas en Europa del IV Reich, nos están fumigando más a lo bestia si cabe en los cielos día y noche como hoy mismo si sales al balcón oirás unos rotores muy estridentes en el cielos esos no son aviones comerciales sino aviones teledirigidos con venenos nocivos para la población en sus tanques preparados para tal efecto. También se están llevando todo el oro europeo por tren a bunkers especiales de las islas de china, para sacarlo cuando ellos lo necesiten. También se están efectuando construcciones masivas de edificaciones subterráneas y también en otros planetas como en Marte donde ya hay vida allí y hay un nutrido grupo numeroso de más de cien mil terrícolas viviendo en ese planeta y que abandonaron este ante el peligro inminente que podrían provocar con el hadrón de drones de Suiza, desde el cern y que tal vez imposibilitaría la continuidad de vida en este planeta, ya que es eso lo que buscan la mayoría de elitistas zumbaos que tiene este planeta. Además si esto no fuera suficiente se están creando las bases para una guerra inminente no sabemos de que clase nuclear, química o bacteriológica será.





Pero el búnker más grande de Europa se está construyendo como no en España. Que tiene más de 10.000 metros cuadrados preparados para aguantar los mayores impactos de bombas. Y estará en Madrid, en concreto, en la base militar de Torrejón de Ardoz. Allí, en las instalaciones militares, se está ultimando ya un espacio sin precedentes en España en el que cohabitarán unidades militares españolas con dependencias de la OTAN.
«¿Ves? Está en la base de esa colina que está al fondo. Es impresionante. Ver cómo han ido construyéndolo paso a paso te deja con la boca abierta», apunta a EL MUNDO un mando militar español que facilita los primeros datos sobre estas instalaciones.
Este será no sólo el mayor búnker militar en España sino también el mayor de ámbito civil; bastante más grande, incluso, que el de La Moncloa, que se estima en unos 7.500 metros cuadrados de estructura.
Según explicaron a este periódico fuentes militares, en principio, al búnker se desplazarán el CAOC (Centro de Operaciones Aéreas Combinadas) de la OTAN (que controla el espacio aéreo entre Azores y Turquía) y el ARS Pegaso (Defensa Aérea Nacional española).
La inauguración del centro está pendiente de la implementación del nuevo software de Mando y Control de operaciones aéreas de la Alianza (ACCS) de la OTAN; software que también empleará España. Este sistema será el más avanzado en seguridad interna y blindará aún más los sistemas de telecomunicaciones.
Según explicaron estas fuentes, la estructura de máxima seguridad consiste en un cubo de hormigón armado de tres metros de espesor, con excepción del techo, que tiene nueve metros de grosor.
Está preparado para aguantar el impacto directo de una búnker buster de 2.000 kilos, una de las bombas más potentes. Toda la estructura está recubierta con una capa de cobre para protegerlo contra el pulso electromagnético. Así se trata de evitar que «frían» todos los aparatos sofisticados que se acumularán en dichas dependencias.
Se diseñó para acomodar a 600 personas. Se trata de que puedan permanecer encerradas en el interior del recinto, sin recibir ayuda alguna del exterior, durante ocho días.
Su superficie total es de 10.000 metros cuadrados, dividida en cuatro plantas de 2.500 metros cada una. Según estas fuentes, la obra civil se entregó en 2006. Fue adjudicada a empresas españolas, que desde entonces están llevando a cabo esta mastodóntica obra. De hecho, como explicaron los que tuvieron la oportunidad de conocer cómo se llevó a cabo, lo primero que se hizo fue un agujero en la zona de la colina de la base de Torrejón seleccionada.
Las adjudicatarias del proyecto fueron empresas españolas. Tras concretar el agujero, se construye la estructura del búnker y, posteriormente, se entierra. Esta instalación está financiada por la OTAN y España, con un 75% y un 25%, respectivamente. El coste total ha ascendido a los 59 millones de euros.


En Rusia también se está construyendo otro gran bunker en Rusia del que dispone de un enorme complejo subterráneo en los Urales, cuyo tamaño se estima que es de aproximadamente 400 kilómetros cuadrados, en la montaña de Yamantau.

El centro de mando de este complejo se rumorea que está situado a unos 1000 metros de profundidad, excavado en la roca de cuarzo de la montaña.

Y hay muchos otros refugios más pequeños repartidos por todo el territorio ruso.

Por ejemplo, la televisión rusa informó en su momento de la construcción de 5000 refugios nucleares sólo en Moscú en el año 2012.







Al respecto de las instalaciones en la montaña de Yamantau, estos son los datos que ofrece Wikipedia:


Grandes proyectos de excavación han sido observados por imágenes de satélites de Estados Unidos en fechas tan recientes como la década de 1990, durante la época del gobierno de Boris Yeltsin, tras la caída de la Unión Soviética.

Dos guarniciones, Beloretsk-15 y Beloretsk-16, se construyeron en la parte superior de la instalación, y posiblemente una tercero, Alkino-2, también, y se convirtió en la ciudad cerrada de Mezhgorye en 1995.


Se dice que albergará a 30.000 trabajadores cada una. Las repetidas preguntas del gobierno estadounidense sobre estas instalaciones, han obtenido respuestas inconcretas y confusas por parte del gobierno ruso.




Algunas de las versiones ofrecidas por Rusia han sido que se trata de una mina, de un depósito de tesoros rusos, de una área de almacenamiento de alimentos o de un bunker para los líderes en caso de guerra nuclear.

En respuesta a las preguntas sobre Yamantau en 1996, el Ministerio de Defensa de Rusia declaró: “El Ministerio de Defensa de Rusia no tiene la costumbre de informar a los medios de comunicación extranjeros sobre las instalaciones, ni sobre su función; solo diremos que se construyen en pro del fortalecimiento de la seguridad de Rusia”
Asimismo, se sabe que grandes líneas de ferrocarril acceden a dichas instalaciones.

Los planificadores de una posible guerra nuclear tienen sus ojos puestos en blancos potenciales en Rusia y China, incluyendo silos de misiles y bunkers para líderes.

Para estos planificadores, la Guerra Fría nunca terminó. Sus dos principales candidatos como objetivos en Rusia se encuentran dentro de las montañas Yamantau y Kosvinsky en los Urales centrales y meridionales.

Ambos eran enormes proyectos de construcción que se iniciaron en la década de 1970, en plena guerra fría. Ante el temor de un ataque que decapitara el liderazgo de Rusia, los soviéticos enviaron decenas de miles de trabajadores a estos sitios remotos, donde los satélites espías pudieron detectar trabajos incesantes a finales de la década de 1990.
Antiguo bunker de Moscú, convertido en centro de ocio

Antiguo bunker de Moscú, convertido en centro de ocio

Pero los rusos no solo han estado construyendo instalaciones subterráneas gigantes de profundidad en los Urales.

También han construído miles de nuevos refugios subterráneos en grandes ciudades como Moscú. 


Info del reportaje firmado por; Ruth Balanzá, Kirk Wanted y Marina Burton

No hay comentarios:

Publicar un comentario